Imagenes de amor con corazones

El amor es un sentimiento que debe expresarse siempre que se pueda. Un sentimiento que no solo no debemos rechazar sino que debemos utilizar todos los medios y todas las herramientas a nuestra disposición para dejarlo patente. Es por ello por lo que no tenemos que rechazar de, por ejemplo, las redes sociales con este objetivo. Y es que se puede llegar a convertir en un canal perfecto para hacer llegar a esas personas que son tan especiales para nosotros esas muestras de amor que tanto nos gusta.

Unas muestras de amor que en esta ocasión queremos hacer llegar con imágenes con un símbolo que es el símbolo más famoso y representativo del amor. Así es: el corazón. Un corazón que se ha utilizado desde hace miles de años para demostrar el amor que sentimos hacia una persona. Animaos y serviros de estas imágenes para reflejar vuestra personalidad dentro del amor.

Imagenes tristes de desamor

Una mujer con el corazón roto puede ser la persona más peligrosa que exista… Cuando el amor destruye a una persona es muy probable que el corazón busque venganza.

Luego de un desamor es muy difícil volver a confiar en que el amor exista de verdad, entonces comienza la batalla más grande que existe en la mente contra los sentimientos, pero los sentimientos siempre son más fuertes y lo malo de una mujer con el corazón roto que comienza a repartirlo en pedazos.

Es cierto que si vemos la amistad como algo ideal, podemos llegar a pensar que es un sentimiento magnífico que nadie lo va a romper, que nunca se va a terminar y que nadie puede hacer nada para que dejemos de sentirlo. Sin embargo, seguro que si buscamos en nuestros interior y recordamos algunos momentos de nuestras vidas, podemos acordarnos de ese instante en el que la amistad no fue todo lo buena que quisimos. Porque, es imposible engañarnos a nosotros mismos, hay veces que la amistad no es lo que queremos que sea.

Sin embargo, es precisamente en ese momento cuando más fuertes debemos ser y cuando más debemos dar de nosotros mismos. Porque, si queremos luchar por esa amistad que nos está haciendo atravesar un mal momento, no hay más remedio que no rendirse jamás. Quizá, y solo quizá, sea ese el gran secreto que encierra esto de la amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *